La energía y sus formas

Energía mecánica:

Es suma de la energía cinética y de la energía potencial que posea un cuerpo.

  • Energía cinética:

Los cuerpos por el hecho de moverse tienen la capacidad de transformar su entorno. Pensemos que al movernos somos capaces de transportar objetos, de chocar, de romper... La energía que tiene un cuerpo en movimiento se denomina energía cinética.

La energía cinética de un cuerpo depende de su masa y de su velocidad:

  • Energía potencial:

Es la energía que posee un cuerpo por ocupar una posición diferente a la del equilibrio estable.

Hay dos tipos:

    • Energía potencial gravitatoria: es la que almacena un cuerpo situado a cierta altura del suelo. Se llama gravitatoria porque la gravedad es la fuerza que hace caer los cuerpos. Su magnitud es directamente proporcional a la altura en la que se encuentra el objeto, respecto de un origen que colocamos a nivel de la superficie terrestre, y a la masa del objeto:

    • Energía potencial elástica: es la que se almacena al flexionar, comprimir o estirar un muelle cualquier otro material elástico.

Energía eléctrica:

Es causada por el movimiento de las cargas eléctricas en el interior de los materiales conductores. Es la que produce, por ejemplo, una pila o la batería de un coche. Ej.: La energía eléctrica hace que la bombilla se encienda.

Energía electromagnética:

Es la que transportan las llamadas "ondas electromagnéticas", como la luz, las ondas de radio y TV, las microondas, los rayos infrarrojos (IR), los rayos ultravioleta (UV), los rayos X o los rayos gamma de la radiactividad. Ej.: Gracias a la enorme energía electromagnética de los rayos X es posible realizar radiografías.


Energía química:

Es la energía que se desprende o absorbe en las reacciones químicas, como, por ejemplo, en una reacción de combustión. Ej.: La energía química contenida en los alimentos nos permite realizar trabajos como subir una escalera.

Energía térmica:

Esta energía se debe al movimiento de los átomos o moléculas que componen un cuerpo. La temperatura es la medida de la energía térmica de un cuerpo. Un cuerpo a baja temperatura tendrá menos energía térmica que otro que esté a mayor temperatura. Cuando dos cuerpos con distinta temperatura se ponen en contacto, el de mayor temperatura "transmite energía térmica" al de menor temperatura. Esta energía térmica transmitida entre cuerpos a diferente temperatura recibe el nombre de "calor". Ej.: La energía térmica que el niño con fiebre transmite al termómetro permite a la madre comprobar su estado.

Energía interna:

Bajo esta denominación se engloban todas las formas de energía existentes en el interior de un cuerpo: energía térmica de sus átomos o moléculas, energía de los enlaces o uniones entre átomos, etc.

Como ves, guarda una estrecha relación con la energía térmica, que constituye la mayor parte de la energía interna de un cuerpo. Ej.: La agitación y el movimiento molecular interno que constituyen la energía interna se hacen patentes cuando hierve el agua.

Energía nuclear:

Es la que se libera en los procesos de fisión nuclear (ruptura de un núcleo atómico grande en dos más pequeños o de fusión nuclear (unión de dos o más núcleos atómicos menores para formar uno mayor). Este úlltimo es el caso de las estrellas, como nuestro Sol, donde la fusión tiene lugar a tal escala, que la energía liberada es enorme. Ej.: La enorme energía procedente del Sol proviene de la energía nuclear liberada en la fusión del hidrógeno.

Energía sonora:

Es la que transportan las ondas sonoras. Las ondas sonoras son vibraciones que se transmiten a través de medios materiales sólido, líquidos o gaseosos, pero nunca se transmiten a través del vacío.

Ej.: la energía sonora producida por el avión al despegar hace que vibren los cristales de las casas.


Volver al índice