El Universo Origen y evolución Materia y radiación Medidas Nebulosas Galaxias
La Vía Láctea Estrellas Etapas de una estrella Cuásares y púlsares Agujeros negros Observación


La Vía Láctea

Un camino en el cielo

 

La Vía Láctea es nuestra galaxia. Los romanos la llamaron "Camino de Leche".

En noches serenas podemos ver una franja blanca que atraviesa el cielo de lado a lado, con muchas estrellas. Son sólo una pequeña parte de nuestros vecinos. Entre todos formamos la Vía Láctea.

En la España medieval se conocía la Vía Láctea como "Camino de Santiago", ruta de peregrinaje de innumerables devotos que acudían a Compostela o Campostela (Campo de la Estrella) en Galicia, a venerar a Santiago (Apóstol Santiago el Mayor).


La Vía Láctea es una galaxia espiral formada por unas 100.000 millones de estrellas, entre ellas el Sol, distribuidas a lo largo de un disco en forma de lente de 100.000 años luz de diámetro y de un espesor máximo de 16.000 años luz (plano galáctico) con un núcleo central de 20.000 años luz de diámetro rodeada por el halo galáctico que tiene un diámetro aproximado de 165.000 años luz. Tiene tres brazos espirales, llamados brazos de Orión, Perseo y Sagitario.

Las estrellas del núcleo están más agrupadas que las de los brazos. A su alrededor hay una nube de hidrógeno, algunas estrellas y cúmulos estelares. Existen tanto estrellas azules y brillantes (tipo I), como gigantes rojas (tipo II). Éstas últimas se sitúan sobre todo en el halo y la región central, aunque las nubes de polvo limitan en gran medida la observación visual; por ello, se ha recurrido a otros métodos como radiotelescopios y filtros infrarrojos, para detectar la radiación existente en esa zona.

El Sistema Solar está en uno de los brazos de la espiral, a unos 30.000 años luz del centro y unos 20.000 del extremo.

Todo el sistema de la Vía Láctea está en continua rotación en torno al centro de la galaxia, moviéndose en el sentido de las agujas del reloj (si la contemplamos desde el polo norte galáctico), arrastrando en ese movimiento los brazos espirales. El periodo de rotación en las proximidades del Sistema Solar es superior a los 200 millones de años luz. El Sol tarda doscientos cincuenta millones de años aproximadamente en describir una órbita, a una velocidad de 270 km/s.

 




















Ampliar foto de una estrella de neutrones en la Gran Nube de Magallanes

  M42, Nebulosa de OriónLa Vía Láctea forma parte de un cúmulo de galaxias, llamado Grupo Local, junto con las galaxias de Andrómeda (M31) y del Triángulo (M33), las Nubes de Magallanes (satélites de la Vía Láctea), las galaxias M32 y M110 (satélites de Andrómeda), galaxias y nebulosas más pequeñas y otros sistemas menores. En total hay unas 30 galaxias que ocupan un área de unos 4 millones de años luz de diámetro. Todo el gupo orbita alrededor del gran cúmulo de galaxias de Virgo, a unos 50 millones de años luz.

Ampliar foto de la formación de estrellas en una galaxia local

Ampliar foto de una estrella joven en la nebulosa de Orión

 

Astronomía Educativa | Universo Básico